Filtros de acuario

El buen funcionamiento de los filtros de acuario es fundamental para la salud y la seguridad de los peces.

En cocodrilo queremos ofrecerte nuestro punto de vista de los modelos actuales y la mejor opción para el tamaño de tu acuario. El mejor filtro para un acuario dependerá de su tamaño, tipo de agua, sustrato y especies de peces, invertebrados y plantas que viven allí.

Los filtros son necesarios para eliminar los desechos sólidos así como los contaminantes químicos creados durante el ciclo del nitrógeno. Aunque el agua parezca limpia, los productos químicos tóxicos son invisibles y pueden ser perjudiciales. Deben ser eliminados o convertidos en productos químicos menos perjudiciales por bacterias beneficiosas. En el mercado hay filtros que combinan diferentes métodos de filtración para adaptarse a cualquier necesidad.

La filtración mecánica se basa en la circulación del agua para filtrar partículas sueltas de alimentos y residuos que flotan en el agua, generalmente con una esponja u otro medio que se puede limpiar o reemplazar. Sin embargo, los filtros mecánicos no eliminan los productos químicos nocivos, en particular el amoníaco, el nitrito y los nitratos, que son subproductos tóxicos de los desechos de los peces.

La filtración química utilizan carbono activado (carbón vegetal) para eliminar las partículas disueltas y los elementos nocivos del agua.

La filtración biológica es un medio filtrante que permite que las bacterias beneficiosas prosperen protegiéndolas de las fuertes corrientes y permitiendo al mismo tiempo que el alimento y el oxígeno fluyan a través de ellas.

Tenemos entonces que las partículas grandes deben ser eliminadas por la filtración mecánica para evitar los atascos que pueden matar a las bacterias. Estas bacterias buenas convierten el oxígeno, los residuos y los productos químicos nocivos como el amoníaco y los nitritos en nitratos menos tóxicos. Estos nitratos son eliminados por los cambios de agua e incluso por las plantas vivas.

Hay que tener en cuenta que cada filtro está hecho para una proporción de acuario y cantidad de vida marina. Es posible que desee mejorar su sistema de filtración si decide agregar más peces o pasar a un acuario más grande.

También tenemos una técnica antigua de filtros de fondo que aprovechan el uso de placas bajo los filtros de grava. Se utiliza un proceso mecánico básico que depende de bombas para hacer circular el agua en el sustrato para su limpieza.

Veremos también los llamados filtros colgantes en la parte posterior o filtros de cascada, que se incluyen en la mayoría de los kits para acuarios.

Los filtros externos son los más adecuados para los tanques grandes. El recipiente se colocan fuera del acuario y proporcionan los tres niveles de filtración. Se aprovechan de forzar el agua a través del medio filtrante, que puede contener carbón activado y un lugar para que vivan las bacterias beneficiosas. 

En acuarios pequeños es más común el uso de filtros internos, teniendo el inconveniente que restan espacio y belleza al entorno. También tenemos modelos de acuario que ta tienen el filtro integrado en el acuario. Estos últimos, aunque tienen el inconveniente que no se pueden ampliar, suelen ser bastante cómodos y útiles.